Método Dogma para formación de negocios


¿Qué es Dogma?

la Enseñanza Dogma es una escuela pedagógica inicialmente desarrollada para la enseñanza de idiomas iniciada por los profesores de inglés para extranjeros Scott Thornbury y Luke Meddings, quienes, basándose en unas premisas básicas inspiradas por un movimiento de cineastas daneses de los años 90, crearon a partir de estos, una serie de reglas generales para mejorar los resultados de sus alumnos en cuanto a progreso en la adquisición del inglés como segunda lengua.

El objetivo era poner al alumno en el primer plano. En clara contraposición a la predominancia de los métodos de aprendizaje que abundaban en aquel momento, Donde se establecían rutinas cerradas en torno a contenido ajeno al destinatario.

Los cineastas del Dogma habían plantado cara al truculento, efectista cine del momento y pusieron su propia época y realidad inmediata en el objetivo. Para ello crearon un juego de reglas básicas.

Reglas básicas del Dogma:

  1. El rodaje debe realizarse fuera de estudio. Accesorios y decorados no pueden ser introducidos (si un accesorio en concreto es necesario para la historia será preciso elegir uno de los exteriores en los que se encuentre este accesorio).
  2. El sonido no debe ser producido separado de las imágenes y viceversa (no se puede utilizar música, salvo si está presente en la escena en la que se rueda).
  3. La cámara debe sostenerse en la mano. Cualquier movimiento —o inmovilidad— con la mano están autorizados.
  4. La película tiene que ser en color. La iluminación especial no es aceptada (si hay poca luz la escena debe ser cortada, o bien se puede montar sólo una luz sobre la cámara).
  5. Los trucajes y filtros están prohibidos.
  6. La película no debe contener ninguna acción superficial (muertos, armas, etc., en ningún caso).
  7. Los cambios temporales y geográficos están prohibidos (la película sucede aquí y ahora).
  8. Las películas de género no son válidas.
  9. El formato de la película debe ser de 35 mm.
  10. El director no debe aparecer en los créditos.

Scott Thornbury y Luke Meddings, entonces, esbozaron su modelo de enseñanza de la siguiente manera, utilizando solo tres reglas básicas:

  1. Enseñanza dirigida a través de la conversación
  2. Pocos materiales
  3. Utilización de lenguaje emergente

Así de esta manera, con apenas tres reglas, inspiradas en un movimiento cinematográfico, se puso al alumno en el foco del aprendizaje, provocando la educación basada en contenidos relevantes para el grupo, de esta manera se creaba un ambiente donde quien aprendía se volvia creador de sus contenidos educativos, y estos, al encontrar relevancia en su formación podian sentirdse más involucrados.

Dogma como método de formación empresarial

El problema de la formación en empresas

Se parece mucho al problema con los materiales para aprender inglés, es decir, los contenidos son totalmente ajenos y las necesidades cambian vertiginosamente con el tiempo. Por lo cual, con frecuencia, al enseñar habilidades en empresas, se utilizar plantillas prefijadas, que para nada reflejan la realidad inmediata de las necesidades reales.

A través de la utilización de contenidos co-creados por alumnos se puede favorecer el desarrollo profesional e inspirar la formación in-situ.

El método dogma de co-creación didáctica permite poner sobre la mesa los problema reales del grupo en un momento dado, en vez de ser al contrario, como suele suceder en la formación empresarial tradicional.

Además, el Dogma, evita lo meramente teórico para atender la realidad inmediata, entendiendo, que al educar de abajo hacia arriba, la persona crea un espacio sobre el cual es responsable y en el que construir su propio conocimiento.

El dogma, entiende que el hacer triunfa sobre el memorizar y que la realidad inmediata al individuo es el lienzo ideal para el desarrollo de conocimiento y habilidades.

Una sesión Dogma generalmente tiene o puede tener un objetivo en mente desde el principio y un método más o menos lógico para llegar a él, no obstante, al mantener el objetivo general y traer a bordo los aportes de a quienes va dirigida la formación, estaremos entiqueciendo el programa del curso con contenido real y relevante.

Con estos líneameantos antes descritos, se pueden construir acciones formativas destinadas a casí todas las áreas de negocio, por ejemplo, liderazgo, ventas, persuación, comunicación, etcetera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *